¿Por qué corre un periodista?

Jesús Jiménez Prensa, 23 años. Estudiante de Periodismo en la UCM

Martín de Girardín es periodista desde hace diez años. Comenzó trabajando en la redacción de un periódico madrileño, estuvo allí cuatro años. Más tarde salió de España y comenzó a trabajar por libre, enviaba sus artículos a diferentes revistas o periódicos a cambio de dinero.

Portada de 'De qué hablo...'. Fuente: alexagusti.cat

Portada de ‘De qué hablo…’. Fuente: alexagusti.cat

Estando en Inglaterra, en la ciudad de Portsmouth, compró un libro llamado De qué hablo cuando hablo de correr, del escritor japonés Haruki Murakami. Aquel libro le cambió la vida, pues empezó a correr durante media hora todos los días que tuviese algo de tiempo. El artículo que estaba escribiendo, sobre el desarrollo del sur de Gran Bretaña en relación con la pobreza del norte, quedó impregnado de esta lectura, adquirió gran resistencia y ya no volvió a escribir igual.

Martín, me explica, corre para llegar a la vejez de pie, para poder aguantar lo más posible en la vida sin sentarse. Quiere morir fuerte, quiere vivir lo mejor posible hasta el declive final. Como el de los perros pequeños, que tras catorce años de vida activa, mueren con rapidez en pocos meses.

Martín corre tres o cuatro días a la semana, al principio lo hacía durante media hora, ahora consigue llegar a los cuarenta minutos. Sabe que no tiene un cuerpo para aguantar grandes distancias, pero no le importa, cada día que puede corre hasta no poder.

Correr es elegir el sufrimiento porque se puede escoger, es fácil dejar de correr cuando llega el cansancio, pero hay que continuar. Siempre corre por la tierra, para no hacerse daño a la larga en las rodillas, corre con unas zapatillas especiales, abrigado en invierno y con pantalones cortos en verano. Corre después de comer o desayunar, dejando una hora y media de reposo. Corre donde esté, en São Paulo (Brasil) o en Berkeley (California, Estados Unidos), corre para aguantar.

Me quiere decir algo más, me advierte, mira, yo también corro por si las moscas, en esta profesión a veces hay que llegar rápido a algún lugar, a veces hay que huir o perseguir a alguien. La resistencia es clave. No le gustan los periodistas de redacción, los de mesa y comida, como él dice. Pero aprecio su importante función de guardianes de la sociedad, sí, hay muchos que son necesarios para este mundo.

Murakami corría para pensar, para estar bien y poder seguir escribiendo ficciones o realidades, sobre todo ficciones. Martín de Girardín, de origen corso y madre española, corre para continuar siendo periodista y persona.

Y también para seguir amando, yo creo que por eso ante todo. Escribe eso por favor, me dice. Está lejos de casa y piensa en lo que decía Rosalía de Castro, la poeta gallega del siglo XIX. Dice que es casi un viudo de los vivos, pues está siempre lejos y fuera, siempre fuera, fuera de todo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Inmortaliza Madrid

Tus mejores fotografías y relatos sobre los rincones únicos de esta ciudad

indios y vikingos

Real Madrid y Atlético de Madrid. Un foro de información y curiosidad para los aficionados de dos equipos históricamente enfrentados

Con estilo y a lo loco

La moda está de moda

Género Neutro

Una forma feminista de ver la ficción audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: