Los Herodes del Deporte

tragedia1

“Para mí un día con fútbol es como el día de Navidad para un niño.”Bobby Charlton

Hoy es 28 de diciembre: el ‘Día de los Santos Inocentes’. Curiosamente, lo que hoy vemos como el día de las bromas, tiene su origen en la supuesta masacre de bebés ordenada, tal día como hoy de hace más de 2000 años, por el Rey Herodes I El Grande.

Aquel día, se produjo la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén. La perpetró el rey Herodes I –Rey de Judea- con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret, pues se mostraba temeroso de que ‘el nuevo Mesías’, pudiera arrebatarle el trono.

Ya en la Edad Media, en los últimos días de cada año, se celebraba ‘La fiesta de los locos’, un rito más pagano, pero tan escandaloso que la propia Iglesia, en su afán de evitar posibles excesos, ordenó que se celebrará el mismo día que los ‘Santos Inocentes’.

Es así, por lo que todos los 28 de diciembre celebramos el día de las bromas, sin saber muchos de nosotros, que esta tradición tiene su origen en un sanguinario suceso a cargo del pérfido Herodes.

Pues bien, hoy 28 de diciembre, en Recovecos Deportivos, hablaremos de los ‘Herodes del deporte’. Aquellos capaces de ensombrecer un ápice el espectáculo deportivo que cada fin de semana nos disponemos a vivir. Aquellos locos capaces de disfrazarse por unos instantes del Rey de Judea y mostrar al mundo del deporte su crueldad. Aquellos locos violentos que algún día, entre todos, lograremos borrar –no de la Historia del Deporte-, pero sí del presente del mismo.

Es triste, pero es real. En el mundo del deporte también hay Herodes. Ejemplos se suceden cada año convirtiendo el deporte –y aprovechándose de su popularidad- en auténticas batallas campales.

recovecossantosinocentesA éstos violentos hoy, no se les debe colocar un monigote en la espalda a modo de inocentada. Con letras claras y llamativas se les debería pegar un mensaje al estilo de ‘Váyanse y no vuelvan’. No les queremos, pues no dan nada y quitan toda la esencia del deporte. En definitiva, darles un mensaje claro y unívoco. El deporte no deja de ser un juego y la violencia no es un juego.

Acontecimientos de cómo estos violentos se convierten en los protagonistas del juego ocurren –por desgracia- cada año en los diferentes países del mundo. Por ejemplo, en febrero de este mismo año, en Egipto, tuvo lugar la hoy conocida como ‘Tragedia de Port Said’. Lo que era un partido de fútbol entre Al-Ahly y Al-Masry acabó en tragedia. Nadie sabe cómo se originó todo, pero el clima político y social convulso que vivía Egipto no ayudo en demasía.

Además, los ultras de uno y otro equipo no sólo tenían rivalidades deportivas, sino que también presentaban duras rivalidades políticas. Así, los ultras de Al-Masry se presentan en el sector de la población egipcia como los defensores del antiguo dictador Hosni Mubarak. En cambio, los ultras del Al-Ahly fueron participes activos del derrocamiento del antiguo gobierno e incluso, en las protestas de El Cairo –Plaza de Tahir- se pudieron ver las caras de algunos jugadores del primer equipo y a la cabeza de éstos, la de su capitán.

Ingredientes que provocaron tras el pitido que ponía fin el partido, el comienzo de la verdadera batalla no por ganar sino por sobrevivir. Fue el momento en el que entraron en acción ‘Los Herodes del Deporte’ y la consecuencia fue la fiereza más absoluta: 74 muertos y cientos de heridos.

Una muestra más de que el problema sigue ahí latente esperando una solución. No podemos mirar hacia otro lado y permitir que se adueñen de nuestros campos y estadios, pues no sólo es un problema que se ha producido en países como Egipto. Aquí, en Europa, también acechan ´Los Herodes del Deporte’ en busca de su oportunidad para salir a la palestra. Tenemos algunos ejemplos como la “Tragedia de Heysel” -29 de mayo de 1985, Bruselas- en la que murieron 39 aficionados y hubo más de 600 heridos a causa de una avalancha de aficionados en los prolegómenos de la final de la Copa de Europa que enfrentaba al Liverpool y a la Juventus de Turín. Tragedias que se van sucediendo en todos los continentes y con los mismos protagonistas en común. Europa, América del Sur, África…ningún continente escapa de estos individuos.

Los dirigentes y los políticos no pueden mirar hacia otro lado. No pueden ser permisivos con los violentos y, la sociedad en general, debe acabar con ellos. Esto no es un juego y no podemos permitir que el deporte se convierta en lo que no es, pues sino ‘Los Herodes del Deporte’ seremos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Inmortaliza Madrid

Tus mejores fotografías y relatos sobre los rincones únicos de esta ciudad

indios y vikingos

Real Madrid y Atlético de Madrid. Un foro de información y curiosidad para los aficionados de dos equipos históricamente enfrentados

Con estilo y a lo loco

La moda está de moda

Género Neutro

Una forma feminista de ver la ficción audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: