Archivo de la etiqueta: Micky Ward

Luchar arriba y abajo del cuadrilátero

Ver una película de boxeo y que nos obliguen a apartar la vista las escenas dramáticas de la vida del boxeador más que los golpes arriba del cuadrilátero, puede ser una buena señal. Desde luego, no será una película que pecará por exceso de tópicos. The Fighter (El boxeador, luchador) narra la álgida historia real del boxeador Micky Ward (protagonizado por Mark Wahlberg) y su entrenador y medio hermano Dicky Eklund (por un Christian Bale que hace llorar con su realismo).

Ward pertenece a una familia que podría catalogarse fácilmente como el típico clan italiano: todos juntos de forma permanente e involucrados en las decisiones de todos y cada uno de sus miembros. Su madre, Alice Ward (Melissa Leo) también interviene en el entrenamiento de su hijo menor.

La historia incorpora ingredientes que hacen que el drama personal y familiar y el “detrás de escena” (en este caso el “detrás del ring”)  sea más impactante  que las propias peleas. Dicky Eklund es un ejemplo para su hermano ya que acumula trofeos y éxitos pero también arrastra con ellos una de las peores secuelas de la fama (mal llevada): la adicción a la droga. Eklund es un adicto al crack (las escenas de Bale consumiendo, fuera de sí, son de un realismo estremecedor) y de hecho, el director de la película nos introduce una y otra vez de forma magistral en un documental del HBO que quiere retratar la vida del “exboxeador adicto” para concienciar a la población no sin un sutil morbo y sensacionalismo que podría interpretarse como una también situl crítica a los medios.

El hermano menor sigue los consejos de su hermano y de su madre pero las consecutivas derrotas lo llevan a reflexionar hasta que la aparición de una mujer Charlene Fleming (Amy Adams), una ex atleta universitaria y ahora camarera que lo conduce a dejar a su familia para entrenar lejos de su familia.

Fruto de una pelea en la calle (que está a la orden del día por los efectos de la droga) Dicky cae en prisión donde lo reciben como a un héroe. En la cárcel televisan el desgarrador documental que empieza con risas y termina con un Dicky conmovido por su propia y fatal historia.

Una de las escenas más emocionantes, donde una vez más, el director nos “saca” de la película y nos mete en un canal de televisión deportivo que narra la pelea al mejor estilo de un videojuego, Micky empieza una pelea que augura la derrota desde el principio hasta que reacciona y recordando los consejos que le dio su hermano en una visita a la cárcel que también casi termina en pelea, Micky logra ganar por knock out

A partir de entonces y pese a la oposición inicial de Charlene, la familia vuelve a unirse y los esfuerzos se concentran en convertir al pequeño Dicky en la gran leyenda que fue su hermano cuya adicción lo sumerge en un laberinto que como tal, es de fácil entrada y difícil salida, pero que como buen luchador , no se rendirá fácilmente. De ahí que el nombre la película podría ser para cualquiera de los dos hermanos y aplicarse no tanto al deporte sino  a la lucha diaria que a todos nos toca enfrentar…

Anuncios

Inmortaliza Madrid

Tus mejores fotografías y relatos sobre los rincones únicos de esta ciudad

indios y vikingos

Real Madrid y Atlético de Madrid. Un foro de información y curiosidad para los aficionados de dos equipos históricamente enfrentados

Con estilo y a lo loco

La moda está de moda

Género Neutro

Una forma feminista de ver la ficción audiovisual

A %d blogueros les gusta esto: